27-09-2012

Bayer CropScience

Un programa de inversión de 7000 millones de euros impulsará el crecimiento

• Entre 2011 y 2016 se destinarán 5000 millones de euros a investigación y desarrollo / • Inversiones de 2000 millones de euros en plantas de producción e instalaciones de tratamiento y mejora de semillas / • Sólida línea integrada de desarrollo con un potencial de facturación de, al menos, 4000 millones de euros / • El volumen de negocio de semillas se duplicará hasta alcanzar el 20% en 2016
Bayer CropScience cuenta con una estrategia sólida y está preparada para mantener un crecimiento fuerte y continuado a medio plazo. Así lo manifestó en la conferencia de prensa anual Sandra Peterson, presidenta del Consejo de Dirección: «Bayer CropScience está bien encarrilada para lograr un crecimiento superior a la media del mercado», declaró. Para respaldar las ambiciones de crecimiento, se prevé invertir un total de 7000 millones de euros en investigación y desarrollo (I+D) entre 2011 y 2016, aumentar la capacidad de producción y ampliar las instalaciones de tratamiento y mejora de semillas.
 
En el marco de este programa de inversiones, Bayer CropScience dedicará 5000 millones de euros a sus actividades de I+D a fin de desarrollar nuevas soluciones para los agricultores, tanto en el ámbito de las semillas como en el de la protección de cultivos mediante métodos químicos y biológicos novedosos. La intención es que esos fondos sirvan para reforzar la ya prometedora línea de desarrollo de soluciones agrícolas integrales de Bayer CropScience; en el periodo de tiempo citado, la compañía prevé lanzar nuevos productos que, en total, supondrán un potencial de facturación de al menos 4000 millones de euros. La empresa también prevé invertir en nuevas capacidades de producción e instalaciones de tratamiento y mejora de semillas para responder al aumento de la demanda de materias primas agrícolas en todo el mundo, algo a lo que destinará un total de 2000 millones de euros en el periodo de referencia.
 
En la conferencia de prensa anual celebrada hoy, Peterson subrayó que la compañía está bien situada para impulsar el futuro de la agricultura aprovechando las oportunidades que se abren ante nosotros: «Bayer CropScience aspira a marcar la pauta en soluciones sostenibles para los cultivos, e invertiremos con fuerza en I+D y en capacidad de producción a fin de satisfacer la demanda mundial de soluciones diferenciadas para cultivos», manifestó. En agosto, Bayer CropScience cerró su adquisición de la empresa estadounidense de control biológico de plagas AgraQuest, una operación de casi 500 millones de dólares con la que consolida su presencia en el mercado de los plaguicidas biológicos, que según las previsiones triplicará su volumen hasta acercarse a los 4000 millones de dólares en 2020.
 
Peterson destacó los grandes progresos realizados por la empresa desde que hace 12 meses lanzara su nueva estrategia basada en cuatro pilares: 1) rejuvenecer su negocio principal de protección de cultivos; 2) reforzar la atención al cliente a lo largo de toda la cadena de creación de valor; 3) reorientar la innovación; y 4) ampliar el negocio de semillas de la empresa.
 
«Nuestra estrategia de 4 pilares ha transformado la compañía y sentado las bases para el éxito futuro —aseguró Peterson—. Hemos racionalizado nuestro portfolio y reequilibrado su composición acelerando al mismo tiempo el potencial de las nuevas tecnologías. Todo ello desempeña un papel destacado en nuestro planteamiento para impulsar el futuro de la agricultura».
 
Lograr una cartera de I+D de primer nivel  
La nueva estrategia global de I+D, destinada a garantizar una cartera de I+D de primer nivel, se refleja en un ambicioso plan por el que la compañía incrementará su gasto en I+D invirtiendo 5000 millones de euros entre 2011 y 2016. La estrategia busca lograr la mejor cartera de I+D del sector agroindustrial ofreciendo soluciones diferenciadas que respondan a las necesidades de los clientes, aprovechando la experiencia y conocimiento de la empresa en semillas, productos biológicos y moléculas pequeñas para alcanzar una posición única en el terreno de la protección de cultivos y desarrollando una red externa de I+D de la máxima categoría internacional.
 
«Con sus profundos conocimientos en ámbitos de semillas y soluciones químicas y biológicas, Bayer CropScience ocupa una posición única en la agroindustria —señaló el Dr. C. David Nicholson, jefe de Investigación y Desarrollo de Bayer CropScience—. Nuestro objetivo es desarrollar soluciones integradas para cultivos que aporten a los agricultores un paquete completo de productos y servicios para todo el ciclo del cultivo, desde plantar las semillas hasta conseguir que su cosecha llegue fresca y en perfectas condiciones a los comercios minoristas».
 
Con ese objetivo, la empresa ha integrado las actividades de I+D de sus tres divisiones en una única unidad centralizada, lo que permitirá aprovechar mejor toda su capacidad de investigación —q ue abarca desde el control de malas hierbas, plagas y enfermedades hasta la tolerancia a las condiciones extremas y la mejora del rendimiento— centrándose en cultivos clave.
 
Los nuevos productos incrementan el potencial de facturación  
Como muestra del potencial de investigación de Bayer CropScience, su máxima ejecutiva Sandra Peterson resumió el amplio abanico de nuevos productos que la empresa lanzará al mercado entre 2011 y 2016 y que ofrecen soluciones para cultivos tanto definidos como estratégicos. «Las soluciones de semillas y protección de cultivos que desarrollamos pretenden ayudar a los agricultores a resolver algunos de los principales problemas a que se enfrentan al sembrar sus cultivos. Creemos que los nuevos productos que estamos desarrollando en los ámbitos de semillas y de soluciones químicas y biológicas para cultivos tienen un futuro prometedor en el mercado, y calculamos que los productos lanzados entre 2011 y 2016 poseen un potencial de facturación de al menos 4000 millones de euros», afirmó Peterson.  
 
Invertir en el refuerzo de la capacidad de producción  
Bayer CropScience también está decidida a asegurar su crecimiento futuro invirtiendo en plantas de producción e instalaciones de tratamiento y mejora de semillas, algo con lo que al mismo tiempo aspira a reforzar su liderazgo en el sector por lo que se refiere a costos y a seguridad.

Entre 2011 y 2016, la compañía destinará 2000 millones de euros a nuevas plantas de fabricación de productos para la protección de cultivos, así como a instalaciones de obtención, producción y tratamiento y mejora de semillas. En el marco de este plan, se invertirá en tecnología de procesos avanzada, se ampliará sustancialmente la presencia internacional y se mejorará la flexibilidad de suministro en todo el mundo.
 
«Ante la previsión de una elevada demanda de nuestros productos en todo el mundo, vamos a ampliar significativamente las capacidades de producción de nuestros principales principios activos para la protección de cultivos, que incluyen marcas tan vendidas como la familia de fungicidas Fox TM  (conocido en España como Flint) y los herbicidas Liberty TM / Basta TM (conocido en España como Finale) », explicó Achim Noack, responsable global de Suministro de Productos.
 
La empresa ya está ampliando su red internacional de obtención de semillas para distintos cultivos a fin de reforzar su presencia global en este ámbito. Noack subrayó: «Nuestro objetivo es aplicar nuestras excelentes capacidades de producción y cadena de suministro a nuestra infraestructura mundial de producción y tratamiento y mejora de semillas, que está creciendo a gran velocidad». 
 
El negocio de semillas se duplicará de aquí a 2016  
Peterson también resaltó que el negocio de semillas de la empresa —la antigua división BioScience— proseguirá su rápido ritmo de crecimiento. «Nuestras previsiones son que el área de semillas duplique su aportación a la facturación total de la empresa hasta alcanzar un 20% en 2016», explicó. Las ventas de la correspondiente unidad de negocio se dispararon un 21% en el primer semestre de este año ante el fuerte crecimiento en el segmento de cultivos de gran superficie.
 
Bayer CropScience
Bayer es una multinacional con competencias clave en los ámbitos de salud, agricultura y materiales de altas prestaciones. Bayer CropScience, subsidiaria de Bayer y responsable del negocio agrícola, genera una facturación anual de 7.255 millones de euros (2011) y es una de las principales compañías mundiales de innovación en agrociencias, con actividades en los ámbitos de semillas, protección de cultivos y control de plagas no agrícolas. La empresa ofrece una destacada gama de productos, incluyendo semillas de alto valor, soluciones innovadoras para la protección de cultivos basadas en modos de acción químicos y biológicos, así como un extenso servicio asistencial cliente para una agricultura moderna y sostenible. En el ámbito de aplicaciones no agrícolas, Bayer CropScience dispone de un ampli portfolio de productos y servicios para el control de plagas domésicas y forestales. La empresa tiene una plantilla global de 21.000 empleados en más de 120 países. Puede consultar ésta y otras noticias en www.press.bayercropscience.com

  
 
 
 
   

Afirmaciones de carácter prospectivo
El presente comunicado de prensa contiene determinadas afirmaciones de carácter prospectivo basadas en supuestos y pronósticos actuales de la dirección del grupo Bayer o sus sociedades operativas. Existen diversos riesgos, incertidumbres y otros factores, unos conocidos y otros no, que pueden provocar que los resultados, la situación económica, la evolución y el rendimiento reales de la compañía en el futuro difieran sustancialmente de las estimaciones que aquí se realizan. Dichos factores incluyen los descritos por Bayer en informes publicados por la empresa, que pueden consultarse en el sitio web de Bayer www.bayer.com.  La compañía no se compromete a actualizar dichas afirmaciones de carácter prospectivo ni a adaptarlas a sucesos y acontecimientos posteriores.