28-04-2009

Bayer HelathCare - Consumer Care

Un nuevo estudio reafirma la tolerabilidad de Aspirina a dosis de automedicación en el tratamiento del dolor

- Los investigadores del Imperial College de Londres subrayan los criterios de eficacia como claves a la hora de elegir un tratamiento en dolores agudos de corta duración - Los resultados muestran también que Aspirina proporciona un alivio más rápido del dolor comparado con otros analgésicos

Barcelona, 29 de abril de 2009 – Ante dolores tan comunes como las migrañas, las cefaleas de tensión, dolor de espalda, muscular, dental y de garganta o la fiebre, es muy frecuente recurrir a la automedicación, siendo Aspirina un analgésico de primera elección por su elevada eficacia. Así lo indican diversos estudios. Sin embargo, una nueva investigación realizada por científicos del Imperial College de Londres basada en 9 trabajos previos también ha confirmado la alta seguridad y tolerabilidad de este fármaco –no existen diferencias significativas entre Aspirina y placebo- en dosis de hasta 1000mg diarios, la máxima recomendada en automedicación. Por ello, los expertos afirman que los criterios de eficacia deben primar en tratamientos de breve duración en dolores agudos.

Publicada en la revista Journal of Clinical Pharmacy and Therapeutics (2009; 33, 1-10), la revisión de estos 9 estudios previos analizó los resultados obtenidos en un total de 2.852 pacientes, de los cuales aproximadamente el 75% presentaba migraña, el 19% cefalea tensional y otro 6% dolor dental. En cuanto al tratamiento, 1.581 tomaron 1000mg de Aspirina y 1.271 ingirieron un placebo.

Los resultados aportan dos importantes conclusiones en cuanto al uso de Aspirina para el alivio del dolor agudo. La primera de ellas es que Aspirina, en dosis de hasta 1000mg, es un fármaco seguro y bien tolerado, con un índice de efectos adversos muy similar al placebo.

Las conclusiones del estudio mostraron que las reacciones adversas gastrointestinales relacionadas con el ácido acetilsalicílico fueron del 3,1% y las de placebo 2,0%, siendo la diferencia entre ambos tratamientos tan sólo del 1,1% sin relevancia y tratándose en la gran mayoría de casos de molestias leves o moderadas, en ninguna ocasión de trastornos serios.

Alivio rápido del dolor

La segunda conclusión a la que llega este reciente estudio es que Aspirina proporciona un alivio más rápido del dolor comparado con otros analgésicos. Según los resultados obtenidos, los pacientes que habían tomado ácido acetilsalicílico experimentaron un alivio del dolor en unos 30 minutos frente a las dos horas de media obtenidas con la administración de otros analgésicos en las mismas dosis..

Con todo ello, los investigadores del Imperial College de Londres señalan la alta eficacia de Aspirina como analgésico, y concluyen que a la hora de elegir el tratamiento en dolores agudos de corta duración los criterios de eficacia deben estar por delante de los criterios de tolerabilidad. La razón es que en este aspecto, y en dosis de automedicación de hasta 1000mg, no existen diferencias suficientemente significativas entre Aspirina y placebo.

Por otra parte, los resultados de este nuevo estudio se compararon con los de una investigación que previamente ya había revisado 72 trabajos sobre el uso de Aspirina en dosis de 600-650mg en el dolor postoperatorio en un total de 4064 pacientes. Aquí los porcentajes de efectos adversos fueron muy similares a los obtenidos por los científicos del Imperial College de Londres.