12-11-2009

Bayer HealthCare - Animal Health

El diagnóstico precoz y el control del fósforo en la dieta, factores clave para el manejo de la enfermedad renal crónica del gato

- La ERC la padecen un tercio de los gatos mayores de 15 años y 1 de cada 10 mayor de 7

- Bayer HealthCare presentó su campaña de concienciación de la ERC dirigida al propietario de gato


Barcelona, 13 de Noviembre de 2009 – La enfermedad renal crónica (ERC) es una de las causas más frecuentes de morbilidad y mortalidad en gatos1, especialmente en felinos geriátricos, llegando a afectar hasta al 30% de los gatos con más de 15 años de edad2 y a uno de cada diez mayor de 7 años. Para el Dr. Dennis Chew, Profesor Titular de la facultad de Veterinaria de la Ohio State University (Estados Unidos), “el diagnóstico precoz y el control del fósforo en la dieta son dos factores clave para el manejo de esta patología”, según afirmó en una mesa redonda organizada recientemente en Barcelona por Bayer HealthCare, en colaboración con Hill’s España y GEMFE (Grupo para el Estudio de Medicina Felina de AVEPA).

El Dr. Chew puso de manifiesto que la enfermedad renal crónica felina es una patología que tanto los veterinarios como los propietarios de mascotas deben tomar en consideración, ya que cada vez habrá mayor número de gatos que vivan 15 ó 20 años. Las causas de la ERC pueden ser múltiples y los signos clínicos no se suelen manifestar hasta que el 80–85% de la función renal está ya dañada de forma irreversible3. Estos síntomas incluyen pérdida de peso y de apetito, deshidratación, mayor consumo de agua, aumento de la orina, vómitos, halitosis, pelaje descuidado…

El experto recomendó algunas pautas sencillas que pueden ayudar en el diagnóstico de la patología, como puede ser un análisis de sangre para comprobar los niveles de creatinina, fósforo y nitrógeno; y un examen físico del animal, para ver si tiene los riñones duros e irregulares, si ha perdido peso o si está deshidratado. En el caso de que al gato se le diagnostique enfermedad crónica renal, es fundamental restringir y controlar la ingesta de fósforo.

El motivo es que el fósforo de la dieta se absorbe en el intestino delgado y los riñones son el principal órgano responsable de la regulación de los niveles séricos de fósforo. Cuando la ingesta en la dieta excede la capacidad excretora de las nefronas que quedan funcionales, se produce retención de fósforo, lo que se asocia con hiperparatiroidismo renal secundario y un deterioro progresivo adicional de la función renal.

En respuesta al aumento de los niveles de fósforo y a la disminución del calcio ionizado, se estimula la síntesis y liberación de hormona paratiroidea (HPT) por la glándula paratiroides. Inicialmente esta respuesta adaptativa es beneficiosa, ya que se reduce la reabsorción de fósforo en los túbulos renales, lo que aumenta su excreción. Sin embargo, con el tiempo la elevación continuada de la HPT, en un esfuerzo por reestablecer el equilibrio de calcio, lleva a la movilización del calcio y el fósforo de los huesos. Finalmente, esto conduce al depósito de calcio y fósforo en tejidos blandos, incluso a la mineralización del tejido renal, lo que complica adicionalmente la lesión renal y la fibrosis ya existente.
En definitiva, cada vez que aumentan los niveles de HPT, aumentan los niveles de fósforo en riñón.

Tratamiento de la ERC
Se ha demostrado que la restricción del fósforo tiene efecto protector sobre el riñón tanto en modelos experimentales de insuficiencia renal como en pacientes clínicos, protegiendo los riñones que sobreviven al daño progresivo y prolongando su supervivencia. Tal y como expuso el Dr. Chew, el control del fósforo en la dieta es de vital importancia, ya que “si las personas ingieren una media de 50 mg de fósforo por cada 100 calorías, los niveles aumentan hasta los 300 mg / 100 kcal en gatos. De ahí que los tratamientos se centren en controlar el fósforo con el objetivo de ralentizar la progresión de la enfermedad, mejorar la calidad de vida y prolongar la esperanza de vida”. Adicionalmente, el tratamiento también podrá incluir antibióticos (normalmente los gatos con ERC también padecen infecciones frecuentes del tracto urinario), IECAS (para el control de la hipertensión arterial) y recomendaciones para tratar la anemia provocada por la falta de apetito.

El Dr. Chew recomendó los quelantes de fósforo como tratamiento para controlar su ingesta en la dieta. Los quelantes fijan el fósforo de los alimentos que, en lugar de ser absorbido, pasa directamente a las heces, aliviando la carga de los riñones. Uno de estos quelantes es el lantharenol (carbonato de lantano, comercializado en España por Bayer HealthCare con el nombre de Renalzin®). Es un suplemento dietético que no contiene ni calcio ni aluminio, y actúa “tanto en dietas renales como no renales aunque, obviamente, el efecto es mayor si se utiliza junto con una dieta renal”, afirmó el Dr. Chew. Además, lantharenol es el único quelante de fósforo aprobado por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) para uso veterinario como suplemento alimentario para restringir la absorción intestinal del fósforo.

Por su parte, Salvador Cervantes, veterinario y tesorero de GEMFE (Grupo Español de Medicina Felina de AVEPA), comentó cuál es la situación en la práctica veterinaria de pequeños animales y recordó que en España los gatos van “poco” a las clínicas veterinarias en comparación con otros países europeos; además, se quejó de que los veterinarios “no están todo lo bien preparados que deberían para diagnosticar y tratar la ERC”.

Por ello, añadió algunas pruebas complementarias a las propuestas expuestas anteriormente por el Dr. Chew, que pueden ayudar a detectar la enfermedad más rápidamente, como son:
- Análisis de orina completo, para determinar la densidad urinaria y estudiar el sedimento.
- Las concentraciones de urea, creatinina y sobre todo del fósforo en sangre tienen una importancia enorme; en concreto, la concentración de fósforo puede verse alterada mucho antes que las de urea y creatinina.
- El ratio Proteína:Creatinina en orina, una forma rápida, fiable y repetible de valorar la pérdida de proteína por parte del riñón. Sus ventajas frente a la tira de albuminuria o proteína en la tira de orina se ha demostrado en diversos estudios.
- Medir la presión arterial a todos los gatos mayores de 7 años: las enfermedades renales pueden dar hipertensión y como consecuencia provocar el daño temprano de la masa renal restante. Además hay muchísimas enfermedades geriátricas en el gato que dan hipertensión y que a la larga, de no hacer nada, dañarán el riñón de forma definitiva.

Por su parte, Juan Carlos Giménez, Veterinary Affairs Manager de Hill’s España, abogó por la nutrición clínica basada en la evidencia científica (en este caso las dietas renales como Hill’s Prescription Diet™ Feline k/d™), como tratamiento para el control de la enfermedad renal. Asimismo, indicó que la dieta de prescripción no sólo controla el fósforo, sino que aporta beneficios adicionales, como pueden ser los antioxidantes.

Campaña de concienciación
La mesa redonda sobre enfermedad renal crónica también fue el marco de presentación de la nueva campaña de concienciación de Bayer HealthCare, dirigida al propietario de gato para recordar la importancia del diagnóstico precoz de la ERC. Gemma Mascaró, veterinaria y Product Manager del Dpto. de Animales de Compañía de Bayer HealthCare, explicó los puntos clave de esta campaña que pretende que los propietarios lleven a su gato al veterinario para hacerle chequeos y revisiones periódicas a partir de los siete años de edad, a la vez que detalla cuáles son los síntomas de la ERC que el propietario puede detectar en el animal.

Asimismo, incluye un programa de formación al colectivo veterinario, mediante una guía para el diagnóstico de la enfermedad crónica renal en el gato, elaborada conjuntamente por el Dr. Óscar Cortadellas, Doctor en Veterinaria, Miembro de la Sociedad Europea de Medicina Interna y Miembro del Comité Científico del Grupo de Medicina Interna de AVEPA, y Mª Josefa Fernández del Palacio, veterinaria del Departamento de Medicina y Cirugía Animal del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad de Murcia.



Sobre Bayer HealthCare

Bayer HealthCare es una filial de Bayer AG con sede central en Leverkusen que, con sus fármacos y productos para el sector médico y veterinario, se encuentra entre las principales empresas innovadoras del sector de la salud. La empresa agrupa las Divisiones Animal Health, Consumer Care, Diabetes Care y Bayer Schering Pharma. El objetivo de Bayer HealthCare es la investigación, desarrollo, producción y comercialización de productos innovadores con el fin de mejorar la salud de los seres humanos y la de los animales de todo el mundo.

Bayer HealthCare se adhiere al Código español de buenas prácticas de Farmaindustria y Veterindustria.

Sobre Hill’s

Hill's Pet Nutrition se dedica a ayudar a las mascotas a lograr todo su potencial con ayuda de una nutrición y un cuidado de salud de calidad. Su incomparable dedicación a la salud y la felicidad de las mascotas impulsa todo lo que hace.

Actualmente Hill's Pet Nutrition encarna la tradición del cuidado de las mascotas, que comenzó con un veterinario extraordinario en 1939. Su misión consiste en enriquecer y prolongar la relación especial que une a las personas con sus animales de compañía. Para hacerlo, fabrica alimentos para mascotas de la más alta calidad, disponibles en las gamas Science Plan® y Prescription Diet®. Asimismo, está comprometido con el bienestar de los animales de compañía en todo el mundo y se involucra activamente en el apoyo de la profesión veterinaria y de las protectoras de animales. En todos los aspectos, marca la diferencia para personas y sus mascotas a nivel mundial.

Sobre GEMFE

GEMFE es el Grupo para el Estudio de Medicina Felina de AVEPA. Nació hace nueve años como grupo de trabajo de esta asociación, y actualmente es miembros de la Feline Veterinary Federation (FVF) bajo el amparo de la Feline Advisory Bureau (FAB).

El Grupo está compuesto por más de un centenar de veterinarios con especial interés por la medicina y cirugía del gato. Los objetivos más importantes de GEMFE son mejorar la calidad buscando la excelencia en la medicina felina que se aplica en España; ayudar en la medida de lo posible a la especialización de los miembros que así lo deseen; y publicar y traducir trabajos de alta calidad para el desarrollo de la medicina felina tanto para veterinarios como para los propietarios de los gatos. Para ello, cuenta con un foro científico muy activo y serio, con más de 100 mensajes mensuales sobre casos, tratamientos, diagnósticos, etc. todo ello enfocado a la medicina felina.


REFERENCIAS:

1 Lulich JP, O’Brien TD, Osbourne CA, Polzin DJ. Feline renal failure: questions, answers, questions. Cd Cont Ed Pract Vet 1992, 14(2): 127 – 151.
2 Polzin DJ, Osbourne CA, Adams LG, Lulich JP. Medical management of feline chronic renal failure. In, Bonagura JD, Kirk RW (eds). Current Veterinarian Therapy X1. Philadelphia, PA, Saunders, 1992: 848-853.
3 Grauer GF. Early detection of renal damage and disease in dogs and cats. Vet Clin Small Animal 2005, 35: 581-596.