29-03-2009

Animal Health

Los expertos piden más protección frente a las enfermedades parasitarias, que están propagándose a causa del cambio climático

- Durante el 4º Simposium CVBD World Forum celebrado en Sevilla
- Con el aumento de las temperaturas las enfermedades parasitarias se extienden a zonas no endémicas


Sevilla, 30 de Marzo de 2009 – Científicos de todo el mundo, reunidos durante el 4º Simposium CVBD World Forum (siglas en inglés de Canine Vector-Borne Diseases, enfermedades caninas de transmisión por parásitos) que se ha celebrado en Sevilla del 26 al 28 de Marzo con el apoyo de Bayer Animal Health, han hecho un llamamiento a los dueños de mascotas para que estén más vigilantes y protejan a sus animales y a ellos mismos de las enfermedades parasitarias que se están propagando a causa del calentamiento global y el aumento de las temperaturas.

Los perros son especialmente vulnerables al ataque de distintos tipos de parásitos, como pulgas, garrapatas y flebotomos, todos ellos transmisores de patógenos que pueden provocarle graves enfermedades al animal que, si no se diagnostican y se tratan a tiempo, pueden causarle incluso la muerte.

“El cambio climático, así como el aumento del número de perros que viajan en vacaciones o son importados a otros países, han provocado la expansión de los agentes infecciosos, como pulgas, garrapatas y flebotomos, que ahora se detectan en nuevas regiones. Los propietarios de perros necesitan comprender la gravedad de patologías como la leishmaniosis, ehrlichiosis, hepatozoonosis y la enfermedad de Lyme, y hacer todo lo que puedan para tratarlas y prevenirlas”, afirmó el Dr. Xavier Roura, Veterinario del Hospital Clínico Veterinario de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Los expertos citaron el cambio climático como uno de los principales factores que ha contribuido al aumento de la incidencia y propagación de las enfermedades existentes, así como a la aparición de otras nuevas de parásitos que antes no se encontraban en Europa, Estados Unidos o Asia.

En este sentido, Tomás Molina, Jefe de los Servicios de Meteorología de TV3 y Presidente de la Asociación Internacional de Profesionales de la Meteorología en Medios de Comunicación, comentó: “Los cambios en la temperatura, las precipitaciones y la humedad afectan a la biología y a la ecología de cada ser vivo, incluyendo los parásitos. Un tiempo más cálido y los inviernos más templados que hemos estado observando en diversas partes del mundo significan que los parásitos peligrosos están activos durante más tiempo a lo largo de todo el año. Por ejemplo, los mosquitos que transmiten la leishmaniosis son más numerosos con un clima más cálido. Esto, consecuentemente, incrementa el riesgo de las enfermedades transmitidas del parásito al animal”.

Se estima que la temperatura media global se elevará entre 1ºC y 3,5ºC hasta 2100¹. Sólo Europa se ha calentado una media de 0,8ºC durante los últimos cien años² y si bien estos cambios no han sido uniformes, el mayor calentamiento se ha producido durante el invierno y en el norte del continente. De forma similar, desde 1900, la temperatura media en Estados se ha incrementado aproximadamente 0,4ºC (el mayor aumento se ha producido en los últimos 30 años³), y en Asia el aumento ha sido entre 0,3 y 0,8ºC, con una perspectiva de que este dato se eleve al 0,4-4,5ºC hasta 2070¹.

En España, en palabras de Tomás Molina, “la temperatura ha subido 1ºC de media en los últimos 30 años; esto significa que en general estamos muy por encima de esa subida media, de 1ºC, pero también se han dado periodos cortos en los que la temperatura ha descendido por debajo de 2ºC. A pesar de que el cambio no parezca muy importante, las consecuencias sí pueden notarse en la naturaleza: estamos viendo una mayor incidencia de enfermedades relacionadas con insectos (como la leishmaniosis o la lengua azul) no sólo en nuestro país y la zona mediterránea, sino también en Centroeuropa”. Según Molina, “la tendencia al cambio climático va a continuar, y especialmente el clima de España y del sur de Europa se van a parecer cada vez más al clima del norte de África”.

En el mismo sentido se pronunció Guadalupe Miró, Profesora Titular de Parasitología y Enfermedades Parasitarias del Departamento de Sanidad Animal de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid: “En los últimos diez años, en la Comunidad de Madrid la prevalencia de la leishmaniosis ha subido dos puntos; hemos pasado de un 6,5% de perros infectados a casi un 9%. Además, hemos encontrado flebotomos infectados en Madrid en zonas de altitud elevada, a más de 1.400 metros, cuando normalmente se encuentran hasta 1.200 metros. Es evidente que en cualquier zona endémica los casos están aumentando y en las zonas cálidas, el periodo de actividad aumenta”.

Y explicó: “El flebotomo necesita unos 18ºC para desarrollar su actividad. Si la temperatura es menor, hiberna y termina su actividad; pero en zonas con temperaturas sostenidas, el ciclo del flebotomo durará todo el año. Por ello, es necesario utilizar las medidas preventivas con las que contamos, como el uso de repelentes eficaces como las pipetas en toda la población de riesgo: perros negativos (no están infectados), perros clínicamente sanos (están infectados pero no tienen síntomas) y perros enfermos (los que están infectados y desarrollan la enfermedad)”.

El Dr. Xavier Roura coincidió también en la necesidad de utilizar repelentes para reducir el riesgo de picadura: “Los propietarios de perros y los veterinarios estarán muy interesados en oír cómo los cambios de las temperaturas en todo el mundo puede afectar a la salud de sus mascotas. Es importante que sean conscientes de cuál es la mejor forma de proteger a los perros del aumento de las amenazas para su salud. Las medidas preventivas que no sólo matan a los parásitos sino que también los repelen antes de que piquen al perro son actualmente la opción más eficaz para reducir el riesgo de transmisión de estas enfermedades infecciosas, ayudando a proteger la salud del perro y de su dueño”.

La leishmaniosis es una enfermedad crónica grave del perro, que se transmite a través de la picadura del flebotomo, un insecto parecido a un mosquito, pero mucho más pequeño. Esta patología produce lesiones de diferente tipo y localización, manifestándose las más comunes en la piel, en los ojos y a su alrededor, en las articulaciones y en el riñón. Es una enfermedad incurable que disminuye seriamente la calidad de vida del animal y que puede causarle la muerte. Actualmente la prevención es la forma más eficaz de combatir la leishmaniosis. Bayer HealthCare contribuye a la prevención de la leishmaniosis con sus antiparasitarios en pipeta, que tienen un 95% de eficacia repelente ante garrapatas, mosquitos y flebotomos, y pulgas, los patógenos transmisores de las CVBD y los que con mayor asiduidad infestan al perro.

Continuar investigando
“Es fundamental que continuemos investigando para poder predecir los impactos futuros del comportamiento de los parásitos tanto en la salud humana como animal. Con las investigaciones que hay en marcha y nuestro conocimiento científico acumulado en sanidad animal, especialmente en parasitología, estaremos mejor equipados para identificar nuevas amenazas de enfermedades y rápidamente trabajaremos para tratarlos eficazmente, avanzando hoy en el cuidado de la salud de los animales para encontrar los desafíos de un mundo en evolución”, indicó Margaret Fairhurst, Jefa de Marketing Global de Bayer Animal Health.

Sobre el CVBD World Forum
El CVBD World Forum es un grupo de trabajo de los principales expertos en medicina humana y veterinaria, y ciencias naturales, de Europa, Norteamérica, Australia y Asia. Se fundó durante el primer Simposio Internacional sobre CVBD celebrado en abril de 2006 en Billesley (Reino Unido), como consecuencia del aumento del riesgo de las enfermedades caninas de transmisión vectorial. El principal objetivo de este Forum es intercambiar conocimientos y hallazgos sobre la interacción ectoparasitario-patógeno-hospedador, así como la caracterización y evaluación de la distribución de los agentes patógenos y vectores con el fin de concienciar de los riesgos regionales específicos de las CVBD y fomentar las medidas de prevención. Los trabajos están apoyados por la División Animal Health de Bayer HealthCare. Más información en www.cvbd.org


Para más información:
Juan Blanco / Isabel López
Comunicación
Bayer HealthCare
Tfno: 93 495 67 69
www.prensabayer.com
www.bayervet.net
www.cvbd.org
www.forumbayer.es



REFERENCIAS:

1. Watson RT et al., eds. Climate Change 1995; impacts adaptations and mitigation of climate change; scientific–technical analysis. Contribution of Working Group II to the Second Assessment Report of the Intergovernmental Panel on Climate Change. Cambridge, Cambridge University Press

2. Watson RT et al., eds. The regional impacts of climate change. An assessment of vulnerability. A special report of IPCC Working Group II, Cambridge University Press 1998

3. Karl TR, Knight RW, Plummer N. trends in high-frequency climate variability in the twentieth century. Nature, 1995, 377: 217-220



Descargar imagen clip